Archivo de la categoría: Bernaví Celler

#4wine en “Interpretando el Terroir” por Bernaví en @DO_Original

Hace un par de semanas asistimos a la presentación de la bodega Bernaví en el DO Original.

La presentación la hizo Marco Bernava un italiano que junto con su hermano y su mujer catalana empezaron el proyecto en 2007 a partir de una finca abandonada de la DO Terra Alta de la que conservan las viñas viejas de Garnacha Blanca.

IMG_9757

La elección de la Terra Alta viene dada por la potencialidad de la zona que les permite seguir su filosofía “Interpretando el terroir”.

Para ellos el terroir se define por las siguientes variables: la variedad genética de la uva, el subsuelo, el clima y el humano. Por eso están recuperando variedades como el morenillo o escogen variedades foráneas que se puedan expresar de una manera original en la zona, como por ejemplo el Cabernet Franc, el Syrah o el Merlot.

Su objetivo es situarse en las 25.000-30.000 botellas, aunque actualmente están a medio camino de lograrlo.

Actualmente tiene 4 productos pero en dos meses saldrá un quinto de la variedad morenillo.

IMG_9683

La Terra Alta es una comarca del prelitoral catalán, por lo que es una zona con mucho contrastes sobretodo de climatología ya que tiene influencias mediterráneas por un lado y continentales por el otro. En verano por ejemplo puede haber días con temperaturas de 40 grados y en cambio por la noche hace más fresco y puede haber temperaturas de menos de 20 grados. Estas diferencias de temperatura permiten jugar con los aromas ya que se desarrollan mucho más gracias a estos contrastes. Por otro lado el terreno calcáreo tiene retención hídrica que ayuda mucho ya que la zona es de secano con sólo 300 l. de pluviometria al año. Además este tipo de terreno permite unas pieles mucho más gruesas que nos dan mejores colores y aromas. Finalmente esa zona también tiene mucho viento y eso nos evita problemas fitosanitarios en la uva.

Conociendo ya el territorio donde se producen estos vinos pasamos a conocer más concretamente sus vinos:

・ Notte Bianca 2012: este vino está hecho con las variedades garnacha blanca y un 20% de viognier, la decisión de estas dos variedades es por el contraste que generan entre el clima mediterráneo y el clima continental. La garnacha blanca es una variedad mediterránea que madura mucho, por lo que entre esto y que hacen una crianza sobre lías, nos dará una cremosidad y untuosidad en boca importante. Por otro lado la viognier es una variedad continental de la parte alta del Ródano que nos asegura una estabilidad en la acidez. Eso nos da finalmente, un vino con cuerpo, persistente, pero también fresco y ácido. De este vino tienen una producción limitada a 1200 botellas debido a que la garnacha blanca es la que proviene de las viñas viejas que ya tenía la finca. El nombre del vino proviene de la primera vendimia que se hizo, que fue nocturna en una noche con luna llena, por lo que tenían una noche blanca.

IMG_9684

・ 21 Vent Uno 2012: este vino rosado utiliza garnacha negra que se vendimia una semana antes que la que utilizarán para hacer los tintos. Para hacer el vino hacen una fermentación al igual que hacen con el blanco y durante 3 semanas hacen battonage sobre lías. Con este vino han querido hacer un vino rosado gastronómico y no de aperitivo, por lo que quieren que sea goloso en nariz pero en boca que asemeje a un tinto. El nombre que tiene proviene de cuando embotellaron este vino el año pasado que justamente fue cuando empezaba la primavera, el 21 de marzo, a parte, es un número que a los tres les trae suerte.

“Tancant els ulls… aromes de blanc
sedueixen golosament un paladar
que revela el cos d’un negre
es mantenen alegres i sincers”

・ 3D3 2011: este vino tinto de cosecha tiene un coupage de un 40% de garnacha negra, un 40% de syrah y un 20% de merlot que están plantados en diferentes sitios. En el vino quieren respetar las tres variedades, por lo que vendimian por separado y tienen un trato personalizado para cada una de ellas. A la garnacha se le hace una maceración muy suave para no oxidar los aromas, juegan mucho con la extracción en el syrah ya que tiene una tendencia reductiva y con el merlot, variedad poco habitual en la Terra Alta, aplican tratamientos en la viña muy específicos ya que sino salen vinos verdes y con un tanino astringente, por lo que intentan mantener vegetación para conseguir más maduración.

・ Ca’vernet 2011: este vino se compone por las variedades Cabernet Franc y Cabernet Sauvignon vendimiadas en octubre y después pasa 9 meses en bota, pero no en barrica, sino en Furest (toneles de 3.000 litros) que permite más versatilidad a nivel de crianza y permite no perder la identidad varietal y así conservar el trabajo que se ha hecho en la viña. Este vino se desmarca de los vinos que se están haciendo en la comarca y tiene un potencial de vida muy largo. Su nombre proviene por un lado de las dos variedades de Cabernet y por el otro del nombre de la Finca que se llama Mas Vernet.

Eva

Anuncios

#4wine en el Tastem en Tarragona

El vino está de moda y las catas también. Pero a veces están planteadas de tal manera que parecen más un examen que una experiencia y cuesta pasarlo bien. Con la idea de plantear una degustación desenfadada, nació hace unos meses el ciclo Tastem, impulsado por Tastem. Una iniciativa dentro de la empresa Infovi de Reus que dirige el empresario Òscar Manrique. Y desde entonces ya van 5 ediciones y han sido todas ellas un éxito, por el sugerente contenido que plantean.

El requisito es una mesa imperial en un restaurante con reservado, 15 amigos del vino, un enólogo como Marco Bernava de Bernaví Celler (DO Terra Alta) y una cena maridaje que se sirve al finalizar la cata con los vinos que se han degustado. La última sesión a la que asistimos #4wine tiene lugar en Taller de Cuina, Tarragona, después de noches inolvidables con Juan Diego en el restaurante 20àlarambla.

tastem01

Las catas son temáticas. O van de rosados, o de blancos o de tintos. Y la expectación ha ido creciendo alrededor de esta acción enoturística puesto que el precio es asequible: 25 euros que incluyen cena y cata de 5 vinos, además de conversaciones simpáticas a la par que sencillas alrededor del mundo y la cultura del vino. No importa no saber, lo que vale es disfrutar.

el vino negro es el más fácil de elaborar, pero el más difícil de catar.
Marco Bernava

La última cata nos descubre, ¡por fin! Los tintos. Antes vinieron ciclos de blancos y rosados, con grandes descubrimientos en la quinta ronda de cata que siempre es un vino sorpresa, fuera de repertorio. Empezamos con el vino joven de la bodega Bernaví, el 3D3, un tinto muy fácil de beber que demuestra que en la DO Terra Alta puede hacer caldos muy apetecibles.

Luego seguimos con el vino de guarda de la bodega Mas La Boella (DO Tarragona) en la que apreciamos precipitación por color durante la fase visual. No es un defecto pero el vino resulta por otro lado excesivamente astringente.

A continuación uno de los grandes de la noche, de la bodega Vega Aixalà, un crianza de la DO Conca de Barberà que permite saborear el resultado mineral de un suelo de llicorella, a 900 metros de altitud. Muy interesante.

los aromas del vino se descubren haciendo un link entre la memoria olfactiva y lo que encontramos dentro de la copa.
Marco Bernava

Y para finalizar un S que se convierte en un sueño. S de la bodega Saó del Coster de la DOQ Priorat, del enólogo suizo Fredi Torres. Fredi trata con delicadeza los viñedos y deja que crezca salvaje la cepa en las laderas breves y agrestes del Priorat. Crianza en tinas y foudres, tostados muy evidentes y tremenda mineralidad… Es según Marco Bernava un vino para comer en lugar de beber.

tastem02

Y terminamos con una magnum, de la bodega Casar de Burbia, DO Bierzo, que Marta Fdez. Balsells, amiga de Òscar, se ha traído de un viaje a la zona. Mencía y garnacha tintorera con poderosas notas de cereza que añaden nuevos aromas y gustos en una cata donde están permitidos todo tipo de comentarios y atrevimientos. Es casi obligado soltar esas ideas que nos asaltan y que en otro tipo de evento nunca pronunciaríamos. Lo que vale es compartir con los otros 14 invitados. Todos aprenden, nadie se siente evaluado.