Archivo de la categoría: Terra Alta

#4wine en “Interpretando el Terroir” por Bernaví en @DO_Original

Hace un par de semanas asistimos a la presentación de la bodega Bernaví en el DO Original.

La presentación la hizo Marco Bernava un italiano que junto con su hermano y su mujer catalana empezaron el proyecto en 2007 a partir de una finca abandonada de la DO Terra Alta de la que conservan las viñas viejas de Garnacha Blanca.

IMG_9757

La elección de la Terra Alta viene dada por la potencialidad de la zona que les permite seguir su filosofía “Interpretando el terroir”.

Para ellos el terroir se define por las siguientes variables: la variedad genética de la uva, el subsuelo, el clima y el humano. Por eso están recuperando variedades como el morenillo o escogen variedades foráneas que se puedan expresar de una manera original en la zona, como por ejemplo el Cabernet Franc, el Syrah o el Merlot.

Su objetivo es situarse en las 25.000-30.000 botellas, aunque actualmente están a medio camino de lograrlo.

Actualmente tiene 4 productos pero en dos meses saldrá un quinto de la variedad morenillo.

IMG_9683

La Terra Alta es una comarca del prelitoral catalán, por lo que es una zona con mucho contrastes sobretodo de climatología ya que tiene influencias mediterráneas por un lado y continentales por el otro. En verano por ejemplo puede haber días con temperaturas de 40 grados y en cambio por la noche hace más fresco y puede haber temperaturas de menos de 20 grados. Estas diferencias de temperatura permiten jugar con los aromas ya que se desarrollan mucho más gracias a estos contrastes. Por otro lado el terreno calcáreo tiene retención hídrica que ayuda mucho ya que la zona es de secano con sólo 300 l. de pluviometria al año. Además este tipo de terreno permite unas pieles mucho más gruesas que nos dan mejores colores y aromas. Finalmente esa zona también tiene mucho viento y eso nos evita problemas fitosanitarios en la uva.

Conociendo ya el territorio donde se producen estos vinos pasamos a conocer más concretamente sus vinos:

・ Notte Bianca 2012: este vino está hecho con las variedades garnacha blanca y un 20% de viognier, la decisión de estas dos variedades es por el contraste que generan entre el clima mediterráneo y el clima continental. La garnacha blanca es una variedad mediterránea que madura mucho, por lo que entre esto y que hacen una crianza sobre lías, nos dará una cremosidad y untuosidad en boca importante. Por otro lado la viognier es una variedad continental de la parte alta del Ródano que nos asegura una estabilidad en la acidez. Eso nos da finalmente, un vino con cuerpo, persistente, pero también fresco y ácido. De este vino tienen una producción limitada a 1200 botellas debido a que la garnacha blanca es la que proviene de las viñas viejas que ya tenía la finca. El nombre del vino proviene de la primera vendimia que se hizo, que fue nocturna en una noche con luna llena, por lo que tenían una noche blanca.

IMG_9684

・ 21 Vent Uno 2012: este vino rosado utiliza garnacha negra que se vendimia una semana antes que la que utilizarán para hacer los tintos. Para hacer el vino hacen una fermentación al igual que hacen con el blanco y durante 3 semanas hacen battonage sobre lías. Con este vino han querido hacer un vino rosado gastronómico y no de aperitivo, por lo que quieren que sea goloso en nariz pero en boca que asemeje a un tinto. El nombre que tiene proviene de cuando embotellaron este vino el año pasado que justamente fue cuando empezaba la primavera, el 21 de marzo, a parte, es un número que a los tres les trae suerte.

“Tancant els ulls… aromes de blanc
sedueixen golosament un paladar
que revela el cos d’un negre
es mantenen alegres i sincers”

・ 3D3 2011: este vino tinto de cosecha tiene un coupage de un 40% de garnacha negra, un 40% de syrah y un 20% de merlot que están plantados en diferentes sitios. En el vino quieren respetar las tres variedades, por lo que vendimian por separado y tienen un trato personalizado para cada una de ellas. A la garnacha se le hace una maceración muy suave para no oxidar los aromas, juegan mucho con la extracción en el syrah ya que tiene una tendencia reductiva y con el merlot, variedad poco habitual en la Terra Alta, aplican tratamientos en la viña muy específicos ya que sino salen vinos verdes y con un tanino astringente, por lo que intentan mantener vegetación para conseguir más maduración.

・ Ca’vernet 2011: este vino se compone por las variedades Cabernet Franc y Cabernet Sauvignon vendimiadas en octubre y después pasa 9 meses en bota, pero no en barrica, sino en Furest (toneles de 3.000 litros) que permite más versatilidad a nivel de crianza y permite no perder la identidad varietal y así conservar el trabajo que se ha hecho en la viña. Este vino se desmarca de los vinos que se están haciendo en la comarca y tiene un potencial de vida muy largo. Su nombre proviene por un lado de las dos variedades de Cabernet y por el otro del nombre de la Finca que se llama Mas Vernet.

Eva

Anuncios

#4 wine en la Cooperativa Agrícola de Gandesa

La Cooperativa Agrícola de Gandesa (Terra Alta/ Tarragona) es una de las Catedrales del Vino de Cataluña. Construida a principios del siglo XX es un magnífico ejemplo de arquitectura modernista y de desarrollo del cooperativismo catalán, para hacer frente a los problemas económicos y sociales del momento y también de calidad de la uva. Una bodega y molino de aceite obra del arquitecto César Martinell, discípulo de Gaudí, que dirigió las obras se presenta imponente en la entrada del municipio de la Terra Alta, famosa tierra de vinos.

IMG_0178

Embellecida recientemente a través de un programa impulsado por la Generalitat de Catalunya y La Caixa, la bodega es ahora una joya arquitectónica modernista visitable, donde ya no se elaboran los vinos de la cada vez más interesante región vitivinícola donde está en auge la garnacha blanca.

En Gandesa, la elaboración se lleva a cabo en un almacén adyacente a la bodega modernista y la Catedral del Vino se reserva para visitas y posiblemente en los próximos meses se vaya a desarrollar un programa de enoturismo que incluya más actividades para grupos en un espacio fabuloso con cubierta ondulante, arcos parabólicos y una de las vueltas catalanas en el techo interior más grandes de toda Cataluña. Una arquitectura perfecta con espacios ideados para el fácil trabajo de los agricultores de principios de siglo que ahora guarda el silencio y el tibio recuerdo de la entrada de la uva.

IMG_0180

Víctima de los bombardeos de la Guerra Civil española – en la Terra Alta se libraron algunas de las batallas más crueles – la Cooperativa de Gandesa tiene un aspecto exterior inconfundible: puertas y ventanas de ladrillo, arcos de medio punto y baldosas de Valencia de color verde que contrastan con el blanco de la fachada.

Además de un edificio envidiable, los caldos de los agricultores que vendimian en Gandesa resultan cada vez más interesantes. Empezando por los vinos a granel que se venden en la agrotienda que hay justo al lado de la bodega, y las distintas marcas que se embotellan en la bodega:

– Gandesa (blanco, tinto, rosado)
– Antic Castell, Messerols, Varvall, Varvall cabernet (tinto)
– Mistela, Vino Rancio, Rancio 1919

Y recientemente han incorporado, con imagen muy creativa, estos caldos:

– Somdinou (joven blanco y tinto)
– Somdinou crianza (blanco y tinto)

IMG_0179

Los socios cuentan con unas 1000 hectáreas de viñedo en distintos enclaves de la población. Se producen 4 millones de kilos de uva, recogidos todos manualmente. Por variedades, un 50% son blancas y la otra mitad tintas. El cultivo del viñedo es mayoritariamente en vaso, de viñas viejas y con poda muy corta. Aunque hay plantadas distintas variedades, con una media de más de 50 años se cultivan la mayoría de los viñedos de garnacha blanca y cariñena, con una media de 35 años el macabeo, una media de 20 años la garnacha negra y una media de 8 años los viñedos de las variedades como el tempranillo, el cabernet sauvignon, syrah y merlot.

Los vinos de la Terra Alta, y los de la Cooperativa de Gandesa particularmente, son complejos y minerales. Carnosos, glicéricos por la climatología que combina inviernos muy fríos y veranos cálidos y secos, poca lluvia y suelo muy especial de argila y calcáreo.

Una visita a la bodega y una cata de vinos es indispensable para empezar a adentrarse en la Terra Alta, última comarca catalana antes de llegar al Aragón donde se están empezando a elaborar interesantísimos caldos. Pronto os descubriremos nuevas bodegas que, junto con las más tradicionales, están dando un vuelco a la cultura del vino de Cataluña. Sin ir más lejos un blanco 2011 de la Terra Alta, de Edetària, ganó el concurso de la Guia dels Vins de Catalunya 2013.

Ruth

#4wine descubriendo las mejores cartas de vino de Catalunya #Cartaví2012

El desconocimiento de los vinos catalanes es la filoxera del siglo XXI afirmó rotundo el conseller de Agricultura del Gobierno de la Generalitat en el acto de entrega de los premios Cartaví 2012 que distinguen las mejores cartas de vino del país. Una frase muy acertada puesto que, quien no conoce, no sabe ni puede apreciar. En los últimos años las 12 denominaciones de origen de Catalunya han ganado en visibilidad porque a distintas velocidades han conseguido elaborar caldos de gran calidad y de mejor relación calidad-precio. DO Empordà, DO Alella, DO Costers del Segre, DOQ Priorat, DO Montsant, DO Tarragona, DO Conca de Barberà, DO Penedès, DO Terra Alta, DO Pla de Bages, DO Cava, DO Catalunya… En todas ellas se pueden identificar caldos de prestigio y reconocimiento internacional. Sin ir más lejos, este año el New York Times incluyó al vino Josep Foraster trepat (variedad autóctona de la Conca) como uno de los 20 mejores del mundo por menos de 20 euros. Sin duda un reconocimiento a un trabajo que viene de lejos y que no siempre se ha reconocido, tampoco en casa.

Bueno pues en Cartaví 2012 se premiaron los mejores restaurantes con carta de vino catalán. Es un certamen que llega consolidado a la quinta edición y que valora la predisposición del sector de la restauración para promocionar el vino del país. Aún hoy en Cataluña es una asignatura pendiente encontrar vinos catalanes en algunos restaurantes, aunque se ha avanzado muchísimo en los últimos años, por lo que iniciativas como ésta que promueve la Asociación Vinícola Catalana son imprescindibles.

IMG_0112

Se premiaron 14 cartas de restaurantes, en distintas categorías según precio y por regiones (Tarragona, Lérida, Gerona y Barcelona). Una división interesante puesto que permite competir a restaurantes con estrella Michelin como Can Bosch en Cambrils que resultó premiado con La Farmacia en el Vendrell un establecimiento singularísimo – y muy recomendable – que en el escenario de una antigua farmacia promociona el vino del Penedès principalmente en maridaje con la tapa. Distintas cartas de vino para distintos públicos, con denominador común: la pasión por el vino catalán.

De la capital barcelonesa se debe destacar también el premio que recibió Fastvínic, hermano pequeño de Monvínic, con un dispensador a copas muy sugerente (y conservador de aromas) que trata fantásticamente bien al vino catalán. Nos consta que la sumiller Delia Garcia es junto con el gran César Cánovas quienes han trabajado la carta, siempre en rotación y para todos los bolsillos.

Proyectos en la capital que comparten protagonismo con otros de provincias pero que no tienen nada que envidiarles. En Priorat, el casi centenario Hotel-Hostal Sport ha conseguido también el reconocimiento por su extensa carta de vinos (232!) de añadas únicas de algunas de las más emblemáticas bodegas de la DOQ Priorat y DO Montsant, mientras que en los menús a diario se sirve el vino Imus de la Cooperativa Falset Marçà.

IMG_0113

Todos los premiados son dignos de mencionar y recomendables no sólo des del punto de vista del vino, sino también de la gastronomía. Pues éste ya es un tiempo donde los dos mundos se hablan de tu a tu, por igual, con lo que los maridajes y las armonías, como mínimo entre los ganadores, está asegurado.

Nos consta que muchos otros restaurantes con igual y puede que también mejor bodega no han entrado en la competición. Y es que en esta ocasión ha sido el cliente quien ha seleccionado en primera instancia a través de votación digital, las mejores cartas de vino de los mejores restaurantes. Después la criba final la han realizado los expertos y profesionales. Los resultados más que sorprendentes son del todo aplaudibles. Gentes de todo el país que trabajan para que el cliente tenga experiencias enogastronómicas con vino de la tierra, de proximidad, el catalán, lo que para nada excluye de sus cartas los otros vinos, ni mejores ni peores, distintos.

Lista de galardonados:

BARCELONA CIUDAD
Premio categoría A: DOS CIELOS
Premio categoría B: TOPIK
Premi categoría C: FASTVÍNIC

PROVÍNCIA DE BARCELONA:
Premio categoría A: ELS CASALS (Sagà)
                    CAN JUBANY (Calldetenes)
Premio categoría B: KAN BAKUS (Igualada)
Premio categoría C: desierto

PROVÍNCIA DE GIRONA:
Premio categoría A: LES COLS (Olot)
Premio categoría B: MAS ROMEU (Lloret de Mar)
Premio categoría C: desierto

PROVÍNCIA DE LLEIDA:
Premio categoría A: CAN BOIX DE PERAMOLA (Peramola)
Premio categoría B: ESTEL DE LA MERCÈ (Lleida)
Premio categoría C: HOTEL SANT VICENÇ (Pont de Bar)

PROVÍNCIA DE TARRAGONA:
Premio categoría A: CAN BOSCH (Cambrils)
Premio categoría B: HOTEL HOSTAL SPORT (Falset)
Premio categoría C: LA FARMÀCIA (El Vendrell)

CATEGORIAS
Categoría A: Más de 40 Euros
Categoría B: De 18 a 40 Euros
Categoría C: Precio medio cubierto hasta 18 Euros

Ruth

#4wine en el Tastem en Tarragona

El vino está de moda y las catas también. Pero a veces están planteadas de tal manera que parecen más un examen que una experiencia y cuesta pasarlo bien. Con la idea de plantear una degustación desenfadada, nació hace unos meses el ciclo Tastem, impulsado por Tastem. Una iniciativa dentro de la empresa Infovi de Reus que dirige el empresario Òscar Manrique. Y desde entonces ya van 5 ediciones y han sido todas ellas un éxito, por el sugerente contenido que plantean.

El requisito es una mesa imperial en un restaurante con reservado, 15 amigos del vino, un enólogo como Marco Bernava de Bernaví Celler (DO Terra Alta) y una cena maridaje que se sirve al finalizar la cata con los vinos que se han degustado. La última sesión a la que asistimos #4wine tiene lugar en Taller de Cuina, Tarragona, después de noches inolvidables con Juan Diego en el restaurante 20àlarambla.

tastem01

Las catas son temáticas. O van de rosados, o de blancos o de tintos. Y la expectación ha ido creciendo alrededor de esta acción enoturística puesto que el precio es asequible: 25 euros que incluyen cena y cata de 5 vinos, además de conversaciones simpáticas a la par que sencillas alrededor del mundo y la cultura del vino. No importa no saber, lo que vale es disfrutar.

el vino negro es el más fácil de elaborar, pero el más difícil de catar.
Marco Bernava

La última cata nos descubre, ¡por fin! Los tintos. Antes vinieron ciclos de blancos y rosados, con grandes descubrimientos en la quinta ronda de cata que siempre es un vino sorpresa, fuera de repertorio. Empezamos con el vino joven de la bodega Bernaví, el 3D3, un tinto muy fácil de beber que demuestra que en la DO Terra Alta puede hacer caldos muy apetecibles.

Luego seguimos con el vino de guarda de la bodega Mas La Boella (DO Tarragona) en la que apreciamos precipitación por color durante la fase visual. No es un defecto pero el vino resulta por otro lado excesivamente astringente.

A continuación uno de los grandes de la noche, de la bodega Vega Aixalà, un crianza de la DO Conca de Barberà que permite saborear el resultado mineral de un suelo de llicorella, a 900 metros de altitud. Muy interesante.

los aromas del vino se descubren haciendo un link entre la memoria olfactiva y lo que encontramos dentro de la copa.
Marco Bernava

Y para finalizar un S que se convierte en un sueño. S de la bodega Saó del Coster de la DOQ Priorat, del enólogo suizo Fredi Torres. Fredi trata con delicadeza los viñedos y deja que crezca salvaje la cepa en las laderas breves y agrestes del Priorat. Crianza en tinas y foudres, tostados muy evidentes y tremenda mineralidad… Es según Marco Bernava un vino para comer en lugar de beber.

tastem02

Y terminamos con una magnum, de la bodega Casar de Burbia, DO Bierzo, que Marta Fdez. Balsells, amiga de Òscar, se ha traído de un viaje a la zona. Mencía y garnacha tintorera con poderosas notas de cereza que añaden nuevos aromas y gustos en una cata donde están permitidos todo tipo de comentarios y atrevimientos. Es casi obligado soltar esas ideas que nos asaltan y que en otro tipo de evento nunca pronunciaríamos. Lo que vale es compartir con los otros 14 invitados. Todos aprenden, nadie se siente evaluado.

#4wine en la Cata “Terra de Garnatxes” en DO Original

Ya hace un tiempo que conocemos la asociación DO Original en Barcelona, que un par de veces al mes los martes realiza la presentación de una bodega y se catan sus vinos. Realmente es una muy buena oportunidad de conocer elaboradores y bodegas de pequeña dimensión que se acercan desde distintos puntos de Cataluña a mostrar sus vinos en Barcelona.

DO Original es una asociación sin ánimo de lucro, formada mayoritariamente por gente joven, muy participativa y sobretodo amantes de los vinos. Su objetivo es dar a conocer y difundir todo lo que les rodea.

Las catas las hacen los martes en un espacio del Restaurante H Original situado en el barrio del Raval de Barcelona.

Este pasado martes, en lugar de presentar una bodega, lo que hicieron, es una cata de “Terra de Garnatxes”.

A raíz del Grenache Symposium, en Catalunya se creó “Terra de Garnatxes”, una plataforma privada sin ánimo de lucro con la finalidad de:

– Ampliar y mejorar la información de la Garnacha.

– Dar a conocer el potencial de esta variedad.

– Hacer aumentar la demanda de los consumidores.

– Explicar que hay detrás del trabajo de las bodegas.

Las bodegas que integran esta plataforma son:

Masia Serra de la DO Empordà

Vinyes Domènech de la DO Montsant

Clos Figueras de la DOQ Priorat

Edetària de la DO Terra Alta

La presentación y cata la dirigió el sumiller Enric Català que con su empresa Taca de Vi lleva la comunicación de “Terra de Garnatxes”

Antes de empezar a catar, Enric hace una breve introducción de lo que es la garnacha. Para empezar indica los diferentes nombres que identifican a la misma variedad, la podemos encontrar como garnacha, lledoner, alicante, grenache o aragonés. Y encontramos diferentes tipos de la variedad, la garnacha tinta, blanca, peluda, roja o gris o la tintorera. Una de sus características es que tiene muy poco color.

Antiguamente esta variedad se plantaba para dar kilo y grado alcohólico al vino y para hacer vinos a granel. Al ser una variedad muy oxidativa, si no se trata bien el vino se convierte en rancio o dulce.

En Navarra era la variedad reina para hacer rosados, pero en los años 80 el gobierno foral incentiva arrancarla para plantar variedades foráneas.

A finales de los 80 se redescubre en el Priorat y al valorarla se le saca todo el potencial.

Actualmente se encuentra garnacha sobretodo en: Sur de Francia (Chateaunef du pape y Languedoc Rousillon), Empordà, Montsant, Priorat, Terra Alta, Vinos de Madrid, Méntrida, Campo de Borja, Calatayud, La Rioja y Navarra.

El día 21 de setiembre es el día internacional de la garnacha.

Después de esta introducción, empezamos la cata, para la ocasión cada una de las bodegas ha colaborado con un vino blanco y uno tinto, por lo que cataremos 8 vinos.

Los vinos los probamos de dos en dos, primero los blancos y a continuación los tintos.

Los vinos catados fueron:

Ctònia 2011: de Celler Masia Serra, un garnacha blanca 100% fermentado en barrica durante 2 meses
Rita 2011: de Vinyes Domènech, fermentando en barrica durante 4 meses con las variedades garnacha blanca y macabeo
Font de la Figuera blanco 2011: de Clos Figueras, criado en barrica durante 4 meses con las variedades garnacha blanca, viognier y chenin
Edetana blanco 2011: de Celler Edetària, parcialmente fermentado en barrica con las variedades garnacha blanca y viognier

Aroa 2008: de Celler Masia Serra, un tinto crianza de 12 meses con las variedades garnacha y marselan
Furvus 2009: de Vinyes Domènech, un tinto crianza de 14 meses con las variedades garnacha y Merlot
Font de la Figuera 2008: de Clos Figueras, un tinto crianza de 12 meses con las variedades garnacha, cariñena, syrah y cabernet Sauvignon
Edetana 2009: de Celler Edetària, un tinto crianza de 12 meses con las variedades garnacha, garnacha peluda y cariñena

La verdad es que la presentación y la cata estuvieron muy bien, pero creo que durante la cata se hubiera podido jugar más con los parecidos y diferencias entre cada uno de los vinos, y sobre todo se podría haber matizado más sobre las características aromáticas de la garnacha para poder saber identificarla en un vino teniendo ese amplio espectro de vinos de Garnacha.

Pero… os aseguro que volveré a las presentaciones de los martes en DO Original.